Saltar al contenido

Acido fólico y vitamina B12 contra el Alzheimer

La Universidad de Oxford ha comprobado cómo esta vitamina retrasa la contracción del cerebro en personas mayores con problemas de memoria leves.

Consumir tabletas diarias de ciertas vitaminas del complejo B podría reducir a la mitad la tasa de contracción del cerebro en las personas mayores que sufren problemas leves de memoria, según ha demostrado un estudio de la Universidad de Oxford.
El ensayo clínico, que duró dos años, es el más amplio que se ha llevado a cabo para estudiar el efecto de las vitaminas B sobre el deterioro cognitivo leve, y uno de los primeros que ha arrojado resultados positivos como tratamiento del alzheimer.

Aproximadamente una de cada seis personas mayores de 70 años sufre deterioro cognitivo leve, problemas de memoria, de lenguaje u otras funciones mentales, pero no en un grado que interfiere con la vida diaria. La mitad de estos pacientes desarrollarán demencia -principalmente la enfermedad de Alzheimer- a los cinco años del diagnóstico.

Se sabe que ciertas vitaminas B –ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12 – ayudan a controlar los niveles del aminoácido homocisteína en la sangre, y los niveles altos de homocisteína se asocian con un mayor riesgo de desarrollar el mal de alzheimer.

Con estas premisas, el equipo de investigadores de Oxford se propuso comprobar si los suplementos de vitaminas B complex que disminuían la homocisteína podían ralentizar la contracción del cerebro, o atrofia, observada en el deterioro cognitivo leve o la enfermedad de Alzheimer.

El estudio, que se publica en la revista PLoS ONE, siguió a 168 voluntarios de 70 años o más con problemas de memoria leves, la mitad de los cuales tomaron altas dosis de comprimidos de vitamina B durante dos años, mientras que la otra mitad ingirió una tableta de placebo. Los investigadores evaluaron la progresión de la enfermedad en este grupo mediante el uso de resonancia magnética para medir la tasa de atrofia cerebral en el mismo periodo.

Los investigadores confirmaron que la reducción media del cerebro en el grupo que consumía vitaminas B6, B12 y ácido fólico, era menor que en aquellos que sólo tomaron placebo.

El equipo sugiere que, dado que la atrofia cerebral es más rápida en aquellos con deterioro cognitivo leve que llegan a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, es posible que el tratamiento con vitamina B ralentice el desarrollo de la enfermedad. «Tenemos esperanza de que este tratamiento simple y seguro retrase el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en muchas personas que sufren problemas leves de memoria», señala el profesor David Smith, del Departamento de Farmacología de la Universidad de Oxford, y director de la prueba.nutrilite-complejo_B

Aunque los resultados son «inmensamente» prometedores, los investigadores reconocen que es necesario hacer más estudios para concluir si estas vitaminas B pueden disminuir o evitar el desarrollo del alzheimer.

Nuestra recomendación es tomar Complejo B 100% natural, obtenido directamente de las plantas y vegetales de cultivos ecológicos, sin pesticidas ni herbicidas, ni fertilizantes químicos.