Saltar al contenido

Cómo hidratarse a nivel celular para mejorar la salud

La mayoría de las personas piensan que con beber agua basta y sobra para hidratarse adecuadamente. Esto no es del todo cierto, pues más específicamente se trata de infundir agua dentro de las células de nuestro organismo.

¿Cómo logramos hidratar las células? Mejorando la carga eléctrica mediante las membranas celulares.

El agua es necesaria para el cuerpo, puesto que este la necesita como mecanismo de depuración para así deshacerse de las toxinas y oxidantes que día a día acumulamos de forma natural. Si bien es cierto que la deshidratación trae consecuencias graves al cuerpo, inclusive la muerte, mantener una correcta hidratación a nivel celular disminuirá el envejecimiento biológico y la velocidad con la que avanza.

Para poder lograr dicho efecto en las células en necesario llevar a cabo unos cuantos trucos, los cuales mejorarán la carga eléctrica. Tomar compuestos húmicos de terrahidrita, aumentar el consumo de electrolitos e incrementar la ingesta de fibra.

En pocas palabras, todo el mundo está deshidratado hasta cierto punto y esto puede evaluarse mediante un ángulo de fase, donde 10 es una salud ideal y 3.5 seria indicativo de muerte.

Redefinición de lo qué es la hidratación

En todo este proceso que conocemos como “hidratación” nuestro intestino forma parte fundamental para llevarlo a cabo. No obstante, una pregunta que muchos se hacen es cómo pasar esa agua desde el revestimiento del intestino hasta el torrente sanguíneo pero más importante aún, a las células; aunque tomemos suficiente agua al día no basta para obtener una óptima hidratación celular.

Aproximadamente 2/3 de nuestro cuerpo está compuesto por agua, de lo cual un 70% se encuentra en nuestras células y sistema linfático. Cuando el cuerpo va envejeciendo, comienza a perder la capacidad para obtener agua de la vasculatura y enviar al interior de las células.

Si tan solo fuera sencillo mantener una constante y optima hidratación a nivel celular, nuestro envejecimiento se desaceleraría, ya que el agua es el medio indispensable por el cual nuestro cuerpo se limpia; elimina toxinas y oxidantes.

La clave para la salud es la hidratación celular

Así es, el meollo de todo esto es hidratar las células y beber agua no es la estrategia más efectiva para lograrlo. El cuerpo sufre cuando la hidratación no es a nivel intracelular y el agua que consumimos regularmente, se desechará en la orina, mucho antes de llegar siquiera a las células.

Los problemas que causa una hidratación deficiente van de la mano con los procesos inflamatorios. La inflamación crónica es un cúmulo de compuestos tóxicos y oxidantes que se van quedando estancados en nuestras células, para finalmente pasar al torrente sanguíneo. Esto se debe en su mayoría a la falta de interacción del hidrógeno contenido en el agua, recordemos que es H2O, hidrógeno y oxígeno. Esto afecta todo los sistemas, viéndose comprometido la producción de energía.

El trifosfato de adenosina o también conocido por sus siglas ATP se ejecuta en las células y es producido por las mitocondrias. Aunque parezcan bacterias, viven dentro de las células e incluso, son 100 veces más pequeñas que estas.

La función de las mitocondrias es extraer el azúcar y la grasa que ingresamos al cuerpo por medio de la alimentación y convertirla en ATP. Con ayuda de las enzimas se genera una cadena respiratoria en la pared de las antes mencionadas, donde finalmente se llevará a cabo la producción de ATP.

Yéndonos al ámbito de la química, cuando se piensa en la estructura del agua (H2O) lo conocemos como una combinación de dos [moléculas] de hidrógeno por cada [molécula] de oxígeno. Es decir que se tiene dos moléculas de H2O y la concentración de sus electrones será necesaria para la finalización de la producción de combustible.

Volviendo al tema, referente a la inflamación y el envejecimiento, la manifestación clínica es precisamente esto, la perdida de producción de combustible dentro de las mitocondrias. Cuando el cuerpo se va deshidratando, no obtiene ni hidrógeno ni oxígeno, por lo tanto pierde la capacidad de que las mitocondrias utilicen toda la energía.

El oxígeno proveniente del agua intracelular

En la mitocondria se llevan a cabo muchos procesos y uno de esos es la respiración aeróbica; el oxígeno es el receptor de electrones. Aunque tengamos la creencia de que el oxígeno se deriva del aire, muchos científicos mantienen que también proviene de la hidrolisis del agua intercelular entre el hidrógeno (H2) y oxígeno (O). Para obtener la porción adecuada de oxígeno e hidrógeno es necesario liberar el oxígeno del agua.

La molécula conocida como H2 se le reconoce por ser uno de los mejores antioxidantes para combatir el radical libre hidroxilo. Este radical es uno de los más nocivos para la membrana celular y la capacidad del mantenimiento celular puede ser recogida por el H2.

Esto nos dice que el agua que consumimos en un rico suministro de hidrógeno y oxígeno en donde puede liberar todo el O y convertirse en un depurador de inflamación.

¿Cómo medir el nivel de hidratación?

Para esto se utiliza el ángulo de fase y se lleva a cabo colocando cables en las muñecas, dedos, tobillos y dedo del pie. Mientras el paciente esta acostado se mide la resistencia y la forma en cómo reacciona el cuerpo. Las mediciones que proporcione darán una idea de la capacidad que tienen las células para mantener la carga eléctrica, incluyendo la correlación que existe entre el ángulo de fase y los niveles de hidratación.

La curva de la fase del ángulo en la población normal va desde 3.5 hasta 10, siendo la más baja como muerte para el cuerpo. Esto va de la mano con la salud del paciente y se dice que personas con un ángulo de fase mayor  a 7 no tienen quejas. En el caso de los pacientes con cáncer, se ha notado que  la curva varía de 4.5 a menos, lo que ha hecho pensar a muchos que esta enfermedad no sale de la nada; puede deberse a una deshidratación excesiva de las células.

La salud de las membranas y la capacidad para hidratarse correctamente

Para medir la salud de las membranas se utiliza una herramienta conocida como Resistencia Eléctrica Transepitelial (TEER). Un ohmímetro de accesorios microscópicos que permite medir el interior y el exterior de la membrana.

Cuanto mayor es la carga que traspasa la membrana, mayor probabilidad de atraer agua tendrá. El revestimiento intestinal puede tener más de mil millones de células. Si escogemos solo una de sus celdas y medimos la carga eléctrica, su capacidad puede sobrepasar los 10.000 voltios.

Es una locura imaginar que una célula puede contener la energía eléctrica de un rayo y aunque es absolutamente imposible para la física cuántica, se ha comprobado que la mitocondria es la responsable de construir toda esa carga.

No se puede hablar de una mitocondria o producción mitocondrial saludable si no tenemos el combustible indispensable e inseparable, el agua. Si comienza a consumir suplementos nutricionales pero la carga eléctrica a través de la membrana es deficiente, el nutriente no llegará a donde debe.

La edad biológica va relacionada con el ángulo de fase

El ángulo de fase es una de las mejores herramientas para poder averiguar la edad biológica del paciente. Se han visto casos donde cambiando el estilo de vida se ha aumentado la curva en 1.0 en periodos cortos. Es decir que puede revertir su edad biológicamente unos 10 años. Esto se refleja en menos probabilidades de padecer una enfermedad como el cáncer. Ya que toda el agua ingresada a la célula está eliminando eso de su sistema.

Todos sabemos de la acumulación excesiva de toxinas en el cuerpo. Sin embargo, desintoxicarse no será efectivo si no se recibe agua dentro de las células. Si el ángulo de fase sube, las toxinas se eliminarán con mayor potencia y efectividad; por eso es que el ángulo de fase es una herramienta tan poderosa.

Mejorar la hidratación no significa beber más agua

El agua es un transporte y no se trata de consumir más sino de expulsar solo lo restante. Para poder lograr eso volvemos a la carga eléctrica de las membranas. Mejorando su capacidad se desarrollará una acción en cadena y para esto se requiere:

  • Tomar compuestos húmicos de terrahidrita. Estos ayudan a mantener el estado óptico de las macromembranas, lo que permite una mayor hidratación intracelular. También se utiliza para aumentar la producción de especies reactivas en las células dañadas y eliminar el estrés en las células sanas.
  • Reducir la toxicidad del campo electromagnético (CEM). Esto ayuda a mantener la adhesión entre células, permitiendo así el mantenimiento de sus uniones detrás del sistema de barrera.

Existen muchos factores externos ambientales que pueden dañar el sistema de unión intercelular tales como:

  • Pesticidas
  • Alcohol
  • Drogas
  • Antiinflamatorios no esteroides

Dichos compuestos son sumamente nocivos, haciendo que las uniones se desconecten y se disminuya la coherencia de energía.

La exposición a resonancias como las de teléfonos celulares, Wi-Fi u otras tecnologías inalámbricas genera una reacción desencadenada dentro de las células y su frecuencia. Por lo tanto, estos factores se consideran una causa de deshidratación celular.

La importancia del agua, los electrolitos y la fibra

Como regla general se recomienda consumir 1 onza de agua por cada kilogramo de peso. Es decir, que una persona promedio de 75 Kg debe consumir al día 75 onzas de agua. Lo que vendría siendo 2 litros diariamente.

Aparte de tener una buen ingesta de agua, es necesario tomar en cuenta la importancia de las cargas eléctricas; por lo tanto es importante beber agua rica en electrolitos para contribuir con su construcción.

Los electrolitos pueden conseguirse en forma de líquido o polvos en tiendas naturistas. No obstante, es un tema que debe llevarse con cuidado. Muchas personas han reportado que presentan diarrea o nauseas cuando consumen dosis muy altas de electrolitos. Lo mejor es llevar un plan estricto e ir alternando con agua pura.

Otra parte importante es la fibra. Este es uno de los mecanismos por el cual nuestro cuerpo maneja el agua, mediante las frutas y los vegetales. Estos contienen micronutrientes valiosos que benefician nuestro intestino y por lo tanto, propician una mejor hidratación celular.

MyProtein Electrolytes Plus Electrolitos - 180 Tabletas
Crown Sport Nutrition Isotonic Drink con certificación antidoping Informed...
Weider Victory Endurance, ISO Energy, de Naranja - 900 gr
MyProtein Electrolytes Plus Electrolitos - 180 Tabletas
Crown Sport Nutrition Isotonic Drink con certificación antidoping Informed...
Weider Victory Endurance, ISO Energy, de Naranja - 900 gr
3 Opiniones
66 Opiniones
57 Opiniones
16,98 EUR
22,95 EUR
16,99 EUR
MyProtein Electrolytes Plus Electrolitos - 180 Tabletas
MyProtein Electrolytes Plus Electrolitos - 180 Tabletas
3 Opiniones
16,98 EUR
Crown Sport Nutrition Isotonic Drink con certificación antidoping Informed...
Crown Sport Nutrition Isotonic Drink con certificación antidoping Informed...
66 Opiniones
22,95 EUR
Weider Victory Endurance, ISO Energy, de Naranja - 900 gr
Weider Victory Endurance, ISO Energy, de Naranja - 900 gr
57 Opiniones
16,99 EUR