Saltar al contenido

Huerta orgánica: emprender una huerta orgánica

Por sorprendente que parezca, la alimentación está regresando a sus inicios, cuando todo era natural, sin aditivos ni conservantes. La moda actual es abandonar esos productos transgénicos y empezar a alimentarnos de la misma manera como lo hacían nuestros abuelos. Una alimentación saludable, con alimentos naturales y sin productos químicos que modifiquen la composición de la comida. Para ello, es necesario disfrutar de los alimentos de una huerta orgánica, servidos directamente hasta tu mesa.

 

Motivos para emprender una huerta orgánica

Al iniciar cualquier proyecto, es vital hacerse la pregunta ¿para qué? Es ahí cuando nos damos cuenta de si existen motivos firmes para respaldar el emprendimiento. En el caso específico de una huerta orgánica, estos serían los motivos:

  • Alimentación saludable: De una u otra manera, lo mayoría de las verduras que ingerimos han sido modificados: con pesticidas, transgénicos o cualquier otra sustancia que lo hacen ver delicioso, pero con propiedades dudosas para la salud. Al contrario de ello, con una huerta orgánica podrás ofrecer alimentos naturales y sanos al mercado.
  • Negocio con alta demanda y poca oferta: Los alimentos orgánicos son de alta demanda pero pocas tiendas los venden, por lo tanto es obvio que se trata de un negocio rentable.
  • Efectivo a diario: Haciendo énfasis en el punto anterior, una huerta orgánica vende alimentos con ganancias de dinero diarias, por lo que tendrás efectivo cada día.

manzanas huerta orgánica

 

Requisitos para montar una huerta orgánica

  • Terreno fértil: Para poder cultivar tus productos que vayas a comercializar.
  • Tareas de huerta: Preparar el terreno, seccionarlo para diversos cultivos, remover la tierra y fertilizarla, entre muchas otras tareas a realizar.
  • Permisos y habilitaciones: Tu huerta orgánica va a requerir permisos y habilitaciones que la dependencia de gobierno autorizada deberá darte. Así que registra y abre tu negocio para poder hacer el trámite de los documentos necesarios.
  • Vivienda y cobertizo: Una huerta orgánica demanda que el terreno cuente con una casa en la cual podrás vivir tú o los empleados que contrates para que echen a andar el negocio. El cobertizo es un sitio que sirve para guardar las herramientas.

 

Cómo emprender una huerta orgánica: opciones de inversión

Iniciar el negocio de una huerta orgánica tiene dos posibilidades de inversión. Te las explicamos con más detalle para que analices las ventajas y desventajas y elijas lo que mejor te parezca:

  • Desde cero: consiste en comprar un terreno, prepararlo con tierra apropiada y construir la casa.Los gastos serían:
    • Los derivados de la compra del lugar.
    • Las herramientas y materiales para la construcción.
    • Los empleados.
    • Los permisos para construir.

La principal ventaja es que puedes diseñar el huerto a tu gusto y necesidades.

  • En funcionamiento: A través de esta opción compras un huerto ya que está en funcionamiento y el pago será por un lugar ya funcionando.