Saltar al contenido

Protege el Corazón de tu Perro con Vitamina D

Sabemos de sobra que un aporte acorde de vitaminas a nuestro organismo por medio de la alimentación balanceada y una suplementación adecuada, es esencial para gozar de una salud plena pero, ¿Te has detenido a pensar en la importancia de las vitaminas para la vida de tu perro? Los canes, como seres vivos, también requieren de un aporte de vitaminas apropiado para tener una buena salud. En el caso específico de la salud cardiovascular canina, la vitamina D juega un papel preponderante. Veamos en detalle que funciones tiene esta vitamina en la protección del corazón de tu mascota.

pastor-aleman

Uno de cada diez perros sufre de problemas cardiacos, y varios estudios han determinado que la carencia de vitamina D en perros incrementa el riesgo de insuficiencia cardiaca. Una de estas investigaciones, publicada en el Journal of Veterinary Internal Medicine, hizo seguimiento de la dieta y la salud del corazón de 82 perros durante un lapso de 3 meses, haciéndoles análisis de sangre periódicamente, para medir los niveles de 25-hidroxivitamina D (25OH), la manera más precisa de determinar los niveles de vitamina D en el cuerpo. Los autores del estudio concluyeron que, más allá de otras variables como el sexo o la edad, las bajas concentraciones de vitamina D debido a una dieta pobre en este compuesto sí puede ser un factor de riesgo de falla cardíaca.

Como los humanos, los perros pueden obtener los requerimientos recomendados de vitamina D por la exposición a los rayos UV, junto con una alimentación adecuada. Con los años, la comida para perros se ha sofisticado: los fabricantes han mejorado sus fórmulas con el fin de ofrecer una alimentación completa para cada etapa de la vida del perro en un solo producto, y en el mercado hay infinidad de marcas para escoger la que le ofrezca la nutrición más equilibrada a tu mascota, por lo que es difícil, pero no imposible, que un perro sufra de deficiencia de vitamina D.

Como no es imposible, una carencia de vitamina D en tu perro puede traer como consecuencia, además de riesgo de fallas en el corazón, otros males como raquitismo y osteomalacia, un síndrome que ablanda los huesos por la desmineralización. En el que caso de que el veterinario determine que tu perro tiene un déficit de esta vitamina, lo primero que se debe hacer es cambiar el alimento que se le da, por uno que sí le aporte el requerimiento diario mínimo, que es de 227 U.I y en última instancia, recurrir a un suplemento vitamínico.

Si por el lado del déficit la salud y la vida de tu perro se ven comprometidas, por cantidades excesivas también. Cuando los niveles de vitamina D alcanzan niveles tóxicos, de unos 2272 U.I. los perros pueden sufrir, de acuerdo a información suministrada en el portal web Healthy Pets, de pérdida del apetito, vómito con sangre, constipación, temblores musculares y convulsiones, requiriendo que en muchos casos el animal tenga que ser hospitalizado, por lo que se concluye que una hipervitaminosis de vitamina D en los perros es una amenaza potencialmente mayor a la vida que la carencia de esta vitamina.

Ante la sospecha de que tu perro no está recibiendo el aporte de vitamina D adecuado, revisa el aporte nutricional del alimento que le das; si no lo cumple, busca una alternativa más balanceada. Es bueno consultar con el veterinario si es conveniente darle suplementos vitamínicos a tu mascota, mi consejo personal es que siempre que le des algún tipo de suplementos a tu perro, se los des naturales y a poder ser orgánicos. Nosotros tenemos un pastor alemán con una edad avanzada y le damos los suplementos que tomamos en casa, Omega 3, Glucosamina y Cal Mag D Plus (suplemento de calcio, magnesio y vitamina D) le damos una de cada todos los días, desde hace ya algunos años y se ve fenomenal !

Todas las atenciones son pocas para nuestra mascota. ¿Y tú, suplementas correctamente a tu perro?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…