Saltar al contenido

Solucion a los problemas del acné

Acné

Casi todos los adolescentes padecen algún tipo de problema de acné. Sin el tratamiento y el cuidado de la piel adecuados, algunos tipos de acné pueden dejar cicatrices. Con el objeto de reducir la aparición de brotes de acné y evitar las cicatrices, es importante comprender cuáles son las causas del acné y conocer los métodos más eficaces para su tratamiento.

Causas del acné

El problema del acné se presenta cuando las glándulas sebáceas hiperactivas producen demasiada grasa y tapan los folículos de la piel. Sin embargo, aún no están claros los motivos por los que esto ocurre más en algunas personas que en otras. El tratamiento eficaz del acné y la prevención de la formación de cicatrices dependen del conocimiento que se tenga de las causas reales del acné y de cómo tratarlas eficazmente.

chico-acne

Genética

Las causas primarias del acné son biológicas. Durante la adolescencia, las células cutáneas que revisten el interior de los folículos pilosos comienzan a caerse tupidamente y aumenta la producción de grasa de la piel.Como resultado, los folículos pilosos se tapan y aparecen erupciones de acné sobre la piel. La genética es el principal factor determinante del grado en que se desarrolla el acné. Un adolescente cuyos padres padecieron acné de moderado a severo tiene grandes probabilidades de enfrentar un problema de acné similar.

Medicación

Algunos tipos de medicación también pueden producir acné, pero esto es raro en comparación con el acné vinculado a la genética. Se ha demostrado que los medicamentos que producen acné incluyen los esteroides anabólicos y los corticosteroides, algunos anticonvulsivos, el litio, la isoniazida y la rifampina, los inmunosupresores y los que contienen iodo. Si está tomando alguno de estos medicamentos y sospecha que ésta es la causa de su problema de acné, hable con el médico para ver si puede cambiar el medicamento o tener una medicación natural.

Piel grasa

Contrariamente a lo que se cree, no es la piel grasa lo que provoca el acné. Sin embargo, dado que tanto la piel grasa como el acné son el resultado de una producción excesiva de grasa por parte de las glándulas sebáceas durante la adolescencia, con frecuencia se comete el error de considerar a la piel grasa como la causa del acné. La causa principal del acné no es la grasa de la piel sino los folículos tapados bajo su superficie. Para controlar el acné, es importante adoptar hábitos de cuidado de la piel, entre los que se incluye la limpieza diaria, que mantengan la piel sana y eliminen el exceso de grasa. No obstante, la limpieza excesiva y los productos duros pueden irritar la piel y, posiblemente, provocar un problema de cicatrices del acné.

Los alimentos que consume

Muchas personas creen que ciertos alimentos provocan o empeoran el problema del acné, pero la dieta influye muy poco. Llevar una dieta balanceada y saludable puede mejorar la salud en general. Evitar los alimentos que parecen agravar sus problemas de piel puede ayudar a disminuir la gravedad de un brote de acné, pero reemplazar los alimentos que consume no es un tratamiento eficaz para el acné.

Estrés

Existe evidencia que sugiere que el estrés puede agravar un problema de acné, pero no es una de las causas principales. En muchos casos, una violenta exacerbación de acné es la causa del estrés, más que su resultado. Las ténicas de control del estrés pueden mejorar la salud física y mental en general, pero no son un tratamiento eficaz para el acné.

Cambios hormonales

En muchas personas, los cambios hormonales son desencadenantes del acné. Los cambios hormonales que se producen durante la pubertad son en parte responsables del problema de acné de los adolescentes. Algunas mujeres experimentan brotes que se desarrollan o empeoran en determinados momentos del ciclo menstrual o durante el embarazo. Sin embargo, el factor principal determinante del acné es la genética.

Prevención del acné

Puesto que las causas del acné están estrechamente vinculadas a la predisposición genética, no existe manera de evitar realmente el acné. No obstante, existen muchos tipos de tratamiento del acné diseñados para prevenir la formación de granos una vez que el acné ha comenzado a aparecer. Existen, además, una cantidad de formas de evitar que un problema de acné empeore y de que las lesiones se transformen en cicatrices.

Las lesiones, del tipo que sean, no se deben escarbar, apretar ni rascar. Si frota o utiliza productos duros para limpiar áreas afectadas por el acné, sólo irritará la piel y empeorará el problema de acné. El cuidado apropiado de la piel con acné se logra lavando delicadamente con un limpiador suave. El maquillaje, utilizado a menudo para ocultar las lesiones del acné, puede en ocasiones agravar el problema. Usar la menor cantidad posible de maquillaje y solamente productos que no obstruyan los poros puede ayudar a prevenir los brotes de acné.


Nuestra Recomendación….

Recomendamos que se visite al dermatólogo para comprobar que tipo de acné tienes y pueda ayudarte a mejorar tu cutis.  Estudios científicos nos demuestran que tomar Biotina C Plus  y Lecitina E 100% natural, te ayuda a mejorar y equilibrar el exceso de sebo, ayudándote a disminuir la secreción de sebo en las glándulas sebáceas y ayudarte a mejorar el acné. Si no has leído aún nuestro post acerca de la Lecitina E – Qué es y qué nos aporta te lo recomendamos, ya que te va a dar una idea bien clara de lo beneficioso que puede ser este suplemento.

Lecitina E – 110 comprimidos

Biotina C Plus – 90 comprimidos

biotina

 

Así como también es importante una limpieza facial suave (EVITANDO LA FROTACION), con productos adecuados. Te recomendamos que consultes con nuestra especialista personalmente a mejoralasalud@gmail.com, para que te pueda asesorar y ayudarte a mejorar tu salud en la piel.